Scòpic

Cuando estuve de prácticas en el estudio Jordi Tamayo diseñamos el interiorismo de un parque de atracciones en miniatura de trenes recreando el paisaje de Barcelona. Está pensado tan para los niños como para los padres. Antiguamente, el local era un supermercado, por eso el sitio dispone de un espacio tan grande y de una iluminación de fluorescentes en cuadricula. La idea fue crear una caja en blanco y negro (suelo y techo en negro, paredes en blanco) para dejar todo el protagonismo al tren tripulado y a los colores de Scòpic. Nos encargamos sobretodo de las zonas, del museo, la sala de video proyección, el ticketing, la cafetería y la tienda, para las tres últimas usamos la madera como material en referencia a los trenes antiguos.